8 claves para importar y emprender

Qué comprar, cómo hacerlo y en quién confiar son algunas de las preguntas que surgen al momento de tomar la decisión de traer productos desde el “gigante asiático” u otro mercado. Para que el barco no naufrague en el medio del océano con su pedido, los expertos de K Group entregan un detallado decálogo. Tome nota.

Pegarse el salto y crear un emprendimiento se ha convertido en una potente opción para todos los compatriotas que decidieron, por cuenta propia u obligados por las circunstancias al quedar cesantes, de importar productos desde China u otras latitudes del mundo.

Para todos los que tienen la idea en la cabeza y aún no se atreven, sepan que no necesariamente deben ser una pyme establecida, porque pueden traerlos como persona natural sin ningún problema.

Pero hay que seguir unos pasos detallados por Janan Knust, CEO de K Group, quien explica los pasos claves para embarcarse en una aventura de negocios con China o el país que quieran.

Lo primero y muy importante es saber que, como persona natural, no recuperaremos el IVA que se paga por la importación, por eso es recomendable que si quiere dedicarse a importar, haga iniciación de actividades y así obtener un RUT como empresa (pyme).

Una vez ya visto lo que queremos importar, es relevante pedir al fabricante que envíe una muestra del producto, esto es algo opcional, pero recomendable para cerciorarnos que lo que estamos comprando es lo que nos enviarán. Este envío debe pagarlo usted, pero en general los fabricantes reembolsan este dinero una vez que hace el pedido.

Debe acordar con el fabricante la forma de pago de la mercadería. Generalmente, se paga un cierto porcentaje del valor de la carga por anticipado, para que este comience con la fabricación del producto, el que empieza una vez que el fabricante recibe el dinero en su cuenta.

Cuando el fabricante avisa que la carga está lista, es muy importante que, dependiendo del tipo de carga, se preocupe de que su mercadería sea muy bien embalada, ya que de eso dependerá cómo lleguen sus productos a destino.

Lista la carga, se debe contactar al embarcador. Con él contratará el flete, ya sea marítimo o aéreo, según la urgencia de la importación.

Cuando el fabricante entregue la carga al embarcador, además debe enviar todos los documentos necesarios en destino para esta importación y el retiro de la carga:
– Conocimiento de embarque original (B/L).
– Factura comercial.
– Packing list.
– Certificado de origen (por si existe TLC y esto libera del pago de derechos).

Dependiendo del valor de la mercadería, se determina si debe contratar un Agente de Aduana o puede retirar usted mismo la carga, y a esto se le llama Trámite Simplificado. Los valores son: para las mercancías con carácter comercial, hasta por un valor de mil dólares, puede hacer un trámite simplificado, si el monto es mayor, debe contar con un Agente de Aduana. También es muy importante tomar seguro a la carga.

Los valores que debe tener en cuenta y a los que las importaciones están afectas, son el pago de derechos (6%) sobre su valor CIF (costo de la mercancía + prima del seguro + valor del flete de traslado) y pago del IVA (19%) sobre su valor CIF más los derechos.

Related Posts

Leave a Comment